Con un modelo de economía circular recién despegando, la reutilización de plásticos es todavía una acción minoritaria, aunque con gran potencial. Goccia Verde, con cinco años de trayectoria y base en Barcelona, ha hecho crecer su negocio gracias a la producción y venta a granel de detergentes y jabones de bajo impacto ambiental. Hoy cuenta con 25 tiendas en España.

 

Como se ha visto, cada día una gran cantidad de envases plásticos acaba en la basura o en sitios nada apropiados como ríos, mares y océanos. La fabricación de un envase de 75 gramos equivale a la emisión de 134 gramos de CO2 y al derroche de 239 litros de agua, además del impacto de su mala gestión como basura.

Lejos de disminuir, en Europa la demanda total de plástico seguirá creciendo. Concretamente, un 1,5% en 2017. A nivel mundial, se espera que el segmento de las resinas de polietileno (con las que elaboran las botellas de detergentes y jabones líquidos) aumente en un 4% anual hasta los 99,6 millones de toneladas métricas, con un valor de 141 mil millones de euros en 2018.

Los efectos de este gran negocio es que, según PlasticsEurope, de los 25,8 millones de toneladas de plásticos postconsumo que terminaron en los flujos oficiales de residuos en 2014 en la UE, el 29,7% recibió un proceso de reciclado (mecánico o químico); el 39,5% fue incinerado y el 30,8% acabó en el vertedero. Cifras poco sostenibles o mal encaminadas.

Sergio Fayanas de Goccia Verde Pamplona

El reúso del polietileno

Aunque la empresa Goccia Verde dispone de envases propios, recomienda a sus clientes que adquieran sus productos en envases ya usados de higiene personal y cuidado del hogar, pero que estén hechos de polímeros que permitan el reúso. Uno de ellos suele ser el polietileno o PEHD. Por otra parte, esta compañía desaconseja reutilizar las botellas de agua (hechas de PET), para no arriesgar la calidad y la seguridad.

De esta manera, los clientes compran directamente al productor la cantidad que necesitan y, a fin de cuentas, disponen de detergentes, jabones y cosmética de bajo impacto ambientalGoccia verde intenta cumplir con distintos objetivos, entre ellos evitar tirar un envase de plástico que puede tener varias vidas y reducir la contaminación de las aguas sanitarias.

Por su parte, el responsable de la tienda de Pamplona, Sergio Fayanas, señala que sus clientes pagan entre un 10% y un 20% menos que si compraran los productos de marcas líderes.

Además de la limpieza del hogar, lavado de ropa, e higiene personal, la compañía de venta directa dispone de productos de cosmética ecológica e higiene animal. Todos ellos están libres de siliconas, fosfatos, sulfatos, níquel, kathon, parabenos, conservantes, no están testados en animales, son hipoalergénicos y biodegradables hasta el 100%.

Dice Fayanas que Goccia Verde lleva cuatro años en la capital navarra, en el barrio de la Rotxapea y que cuenta con un público muy proactivo en sus compras y concienciado con el impacto al medio ambiente. Eso sí, señala, aproximadamente el 80% son mujeres. Señala que le gustaría atender a un porcentaje mayor de jóvenes, como ya está ocurriendo en grandes ciudades, que se dan el tiempo para hacer un consumo más sostenible.

Un último dato, el total de ingresos a nivel mundial del grupo Unilever en el segmento de cuidado del hogar fue de 10.159 millones de euros y en el cuidado personal, 20.074 millones de euros en 2015. Desde luego se trata de un mercado muy suculento.